Buscar
  • Silvina Jozami

JUEGA CON CONFIANZA TUS PARTIDOS DE COMPETICIÓN Y AUMENTA TUS VICTORIAS.

Actualizado: abr 7

Claves para trasladar la confianza desde la práctica a la competición.


¿Te ha pasado que tu rendimiento en los entrenamientos es muy superior al de la competición? Y aunque te propones que la próxima vez lo harás mejor, la situación sigue repitiéndose una y otra vez y no obtienes resultados diferentes.


Este desfasaje entre lo que sabes que puedes hacer (porque lo haces en las prácticas) y lo que realmente haces en la competición te tiene desorientado y además te causa mucha frustración.


Interiormente esperas que un día, mientras estés compitiendo, aparezca ese jugador que solo está disponible en los entrenamientos hasta ahora.


Pero cada día que no aparece lo vives como una decepción, y quizás esté afectando a tu confianza.


Muchas veces he explicado que un entrenamiento es muy diferente a un partido por muchos motivos.


Hoy me gustaría centrarme solo en una de esas diferencias que es que:

En las prácticas tienes la posibilidad de recibir correcciones permanentemente por parte del entrenador mientras que en la competición no.


Estas correcciones constantes ajustan tu juego.


Y esto no está mal, es la función de un entrenador. Necesita señalar los errores para que evites repetirlos. Es la forma en que aprendes a hacer bien algo nuevo.

Esto puede transformarse en una desventaja para el jugador si él mismo no puede auto gestionarse.


Pondré un ejemplo para que puedas entender lo que quiero expresar con auto gestión.

Vamos a suponer que quieres utilizar las redes sociales para vender una raqueta que ya no usas.


¿Qué pasa si no sabes cómo funcionan las redes sociales?


Tendrías que averiguar cómo se hace para publicar en ellas y de qué manera hacerlo.


Cuando tienes esto claro, decides que quieres llegar a más personas.


O sea, hacer lo mismo, PERO DE MEJOR MANERA, de una manera MÁS EFECTIVA.


Entonces seguramente aprenderás cómo escribir para llamarle la atención a la gente y así tener más chances de venta.

Haciendo la comparación entre estas dos situaciones (tenis y la venta de la raqueta), tú ya sabes jugar al tenis. Que en el ejemplo es: tú ya sabes cómo funcionan las redes sociales. Ahora lo que buscas es ser más efectivo en competición.

Con las correcciones permanentes que obtienes de tu entrenador logras esa efectividad que tanto deseas.


Y esto es así, porque en el momento en que el entrenador ve que no estás haciendo un buen trabajo te lo hace saber. Y tú, lo recibes y lo corriges inmediatamente.

Pero ¿qué pasa en competición?


Estás solo, nadie te está cantando los ajustes que son necesarios para ser efectivo. Y es ahí cuando algunos pequeños detalles se convierten en importantes.

Es vital que como jugador sepas cómo auto gestionarte en esos pequeños detalles.

¿Cómo aprender a auto gestionarme como jugador?


Aprender involucra entrenamiento, implicación y atención en lo que estoy haciendo.

Así, que es muy difícil que sepas como gestionarte si no lo has practicado antes.


Porque lo que normalmente pasa en tu rutina diaria es que, vas a clase y te dicen exactamente cómo tienes que hacer los cambios, vas al gimnasio y te indican si lo haces bien, vas al psicólogo y te muestra de qué manera deberías pensar o qué ritual hacer en pista.

Desde fuera, alguien (entrenador, fitness coach, psicólogo) que tiene una perspectiva privilegiada te orienta todo el tiempo.


De alguna manera tú percibes que no necesitas interiorizarte en eso, ya que hay un experto para cada caso.

Y la cosa funciona bien, porque esta gente es experta en lo que hace y esto reforzaría la idea de rodearse de guías expertos.


Pero ¿Qué pasa cuando vas a la competición y estás solo?


Los guías puede que estén a tu lado observándote, pero quien tiene que realizar todos los ajustes y decisiones eres tú mismo.

Si te has involucrado en las decisiones y has adquirido el conocimiento para autogestionarte podrás hacerlo en solitario y no sentirás falta de confianza porque habrás hecho tuya cada corrección y su significado. En este caso eres tú quien tiene la capacidad de actuación.

No estoy diciendo que el entrenador tenga que explicar al jugador cada ejercicio que hace, sino que el jugador debería aprender qué cosas son importantes para solucionar sus problemas, y de esta forma poder hacer esos pequeños ajustes en competición.

Parece extraño pero muchas veces los jugadores que no están acostumbrados a solventar pequeñas correcciones no son capaces de darse cuenta de casi nada y esto los posiciona en una situación de vulnerabilidad.


--------------------

El jugador tiene que convertirse en autosuficiente para poder hacerse cargo de su cuerpo y de su juego cuando esté compitiendo.


--------------------

Conocerse uno mismo para competir.


Si el jugador no toma conciencia de su propio desarrollo, de cómo funciona mínimamente, no podrá hacer mínimas correcciones en competición.


Cuando el jugador se involucra en conocerse a sí mismo es como si tuviera SU MANUAL DE USO PERSONALIZADO, que no solo le da la posibilidad de ajustar sus golpes sino también su cabeza y poder gestionar sus emociones.


--------------------


¿Cómo has pasado de aprender a caminar sin ninguna corrección cuando eras solo un bebé, a esperar que alguien te corrija siempre para hacer cualquier cosa?


--------------------


Si como jugador cedes la responsabilidad completa a personas ajenas a ti, lo más normal y lo esperable es que no puedas hacer mínimas correcciones por ti mismo.

La pregunta es, ¿quieres seguir haciendo lo mismo? ¿Quieres sentirte perdido y sin armas justo cuando más lo necesitas?

Si no trabajas como autogestionarte no tendrás la chance de encontrar la solución a los problemas que te encuentres.


Necesitas involucrarte en tu desarrollo.


--------------------------------------------------------------------------------------------

También te puede interesar este vídeo relacionado con el tema:

¿QUÉ HACER PARA AUMENTAR LA CONFIANZA EN COMPETICIÓN?

---------------------------------------------------------------------------------------------

CAMBIO DE PERSPECTIVA DEL ENTRENAMIENTO.


Para ello te sugiero un cambio de perspectiva.

Necesitas dejar la situación actual en la que todos los cambios provienen desde fuera y tú no eres consciente de lo que te pasa.


A esta posición la he denominado: ENTRENAR AL JUGADOR.

Y pasar a la situación, que a mi parecer es ideal: ENTRENAR CON EL JUGADOR. En esta perspectiva tú eres participe y además eres consciente de la manera de hacer funcionar tu tenis. Este posicionamiento te empodera, te da armas para competir y sacar lo mejor de ti en cada momento.

Me gustaría aclarar que lo que propongo no es que el jugador haga cambios técnicos en el momento de competir. Porque esto implicaría estar entrenando y no compitiendo.

Con el foco en modo competición lo que debería ser capaz de hacer son pequeños ajustes técnicos (como por ejemplo activar más los pies, flexionar más las rodillas, fijar los hombros, mirar la pelota, revisar punto de impacto) o también ajustes mentales como cambiar pensamientos o la actitud.


Si quieres posicionarte en una perspectiva con mayor responsabilidad de tu juego te propongo lo siguiente:

ENTRENAR CON EL JUGADOR


En esta posición, el jugador no es una máquina que solo se arregla desde afuera, sino que es capaz de interiorizar las correcciones de sus entrenadores para poderlas usar en solitario.

Esto no es más que comprometerse con lo que está pasando en el momento, centrar la atención en lo que está sucediendo para poder entender que: si hago A el resultado será B.

De manera que cuando está solo el jugador puede ajustar haciendo A si lo que quiere que pase es B.

Este hacerse cargo de uno mismo para poder ser más autónomo en competición también incluye a tu parte mental. Si no estás entrenando en pista en estos momentos puedes empezar a trabajar en tus pensamientos.

Entonces, ya sea en pista o fuera de ella, centra tu atención en lo que quieras observar (tus pensamientos, tus golpes).


Si percibes que algo no está funcionando como debiera empieza a probar algunos cambios.


La clave está en no esperar a que la corrección venga de fuera siempre.


Si no consigues la modificación que buscas tu solo, observa la indicación que te ofrece el entrenador, y si funciona la guardas para poder usarla en otra ocasión.


--------------------

La falta de atención en lo que haces y piensas no te permite acceder a las respuestas que en realidad ya tienes, pero que no has sido capaz de interiorizar anteriormente.


--------------------

Y como muy bien sabes, la práctica con la atención en el objetivo te traerá los resultados. ¡Te deseo una práctica provechosa!



Porque el 95% de los problemas en competición de los jugadores no está en la técnica, en la táctica o en el físico.

TE PROPONGO UNA SESIÓN MENTAL DE PRUEBA Y SIN CARGO.

Donde iremos directo a tu problema.

Si no es hoy, ¿Cuándo vas a empezar?

QUIERO UNA SESIÓN MENTAL GRATUITA

43 vistas0 comentarios